Esta semana viajamos a la Comunidad Valenciana para visitar el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva. Este espacio natural de 1255 hectáreas es una zona húmeda, muy próxima al mar, que está situada entre las provincias de Valencia y Alicante en terreno de los dos municipios que le dan nombre. Declarado Parque Natural en 1994, este humedal también está incluido en el Convenio Ramsar de protección mundial de zonas húmedas, forma parte de la Red Natura 2000 y es además Zona de Especial Protección de Aves (tanto de nidificantes como de especies de paso). Algunas tan importantes como la garcilla cangrejera, el calamón, la cerceta pardilla o el fumarel cariblanco encuentran aquí su lugar.

Con dos ríos que lo recorren (el Bullent y el Racons), junto a numerosos afluentes y manantiales que lo dotan de aguas permanentes, este humedal posee una rica biodiversidad debido a su situación estratégica y a la calidad de sus aguas, en las que destaca la población más importante de nenúfar blanco de la Comunidad Valenciana, así como una de las poblaciones más estables de samaruc (pez endémico del Mediterráneo) de la región.

Pero además de sus valores naturales, el Parque compatibiliza usos como la ganadería (que ayuda en la conservación de la marjal), los cultivos de arroz e incluso la caza en determinadas épocas del año, haciendo de este espacio protegido un ejemplo de gestión y aprovechamiento.

Hoy conoceremos a Fran Panella, un apasionado de la ganadería que, desde hace unos años colabora con su ganado en la conservación del Parque Natural Marjal de Pego-Oliva. ¿Quieres saber cómo? No dejes de ver este episodio para conocer cómo la ganadería tradicional ayuda a conservar y mejorar los ambientes de este humedal costero de la Comunidad Valenciana.